miércoles, 29 de junio de 2016

Review: Letters from Paris (Infanta)

Chiwasu!

Como ya os había comentado en la entrada que dediqué a mi Wish List lolitil, el jsk Letter from Paris es y ha sido desde hace tiempo (mucho antes de dar el salto al lolita) uno de mis vestidos soñados, y como tal, no podía ser sino el primero en caer en mis manos jejeje (aunque reseñé primero el de Bodyline por motivos técnicos y acabo de caer en la cuenta de que no tengo ninguna foto decente del vestido ^^').

Aunque en realidad, si puedo presumir de tenerlo al fin es únicamente gracias a un grupo de Facebook de compra-venta en el que pude ponerme en contacto con Miriam Benítez, que tenía este vestido en su poder, precisamente en el color que me encantaba y en mi talla. ¡Así que ni lo dudé! Y aquí tenéis la reseña de esta compra.

Nombre: Letter from Paris, marrón
Marca: Infanta
Talla: L

Detalle de las costuras y el forro~
Se trata de un vestido de segunda mano, obviamente, aunque en unas condiciones perfectas: ningún desperfecto, con unos colores brillantes y con la tela en muy buen estado, tal y como se aseguraba en la descripción. La vendedora respondió a mis preguntas con muchísima rapidez y amabilidad, vía chat (sobre todo me preocupaban las medidas, porque soy bastante bajita), e incluso me permitió reservar el vestido para poder reunir el dinero convenientemente. Finalmente, realizó el envío inmediatamente tras el pago y me mantuvo informada en todo momento. Así las cosas, no dudaría en volver a comprarle algo en el futuro, porque he quedado muy satisfecha con la experiencia.

En cuanto a la prenda en sí, como he dicho, se trata de un vestido de una de mis marcas indies predilectas, Infanta. Nunca había visto en directo una de sus prendas, así que no podía imaginar cuál sería su calidad, pero he de decir que estoy muy satisfecha.
 
El print es precioso y está muy detallado y bien definido; no hay impresiones dobles o desdibujadas, y los colores son muy vibrantes a pesar de no ser nuevo, lo que habla favorablemente de su resistencia al uso y el paso del tiempo. La tela es gruesa y aunque no es exactamente suave, el tacto es agradable, con peso y una bonita caída. La talla se ajusta a las medidas que la marca proporciona en su página oficial para la talla L.

Apenas hay costuras visibles, pero las que se ven son nítidas y muy discretas, se nota una confección de calidad. Tiene forro completo (lo que junto con la tela gruesa lo convierte en un vestido ideal para el otoño y el invierno) y no tiene puntillas, así que en conjunto es un jsk con un print y un diseño sencillos pero muy cuidados.

Aún tengo más reseñas variadas en el tintero, así que no dejéis de leer~