jueves, 29 de octubre de 2015

Anime de la A a la Z: Rurouni Kenshin

Chiwasu!

¿Pensabais que me había olvidado de seguir con mi lista de anime por orden alfabético? Pues no, pero con una serie como Rurouni Kenshin, con 95 capítulos ni más ni menos, espero que comprendáis mi tardanza.

Algunos personajes relevantes de la serie (faltan Yahiko y Aoshi...)
Empezaré diciendo que este tipo de series no es mi preferido: siempre me han gustado más las series cortas, así que puede que mi reseña se vea un tanto influenciada por esta preferencia mía, aunque intentaré ser más o menos objetiva~ (O no, después de todo, es una valoración personal :P)

Rurouni Kenshin trata sobre un joven, Himura Kenshin, considerado el mayor y más temible asesino del Bakumatsu (el momento histórico en que se produce el cambio del régimen del shogunato a la era Meiji), que finalmente considera que ha de pagar por sus crímenes y todas las vidas que ha arrebatado, y se convierte en un vagabundo que trata de ayudar a los demás con ayuda de su espada de filo invertido, la sakabatou.

Como podéis imaginar, este planteamiento favorece múltiples rencillas a lo largo de los años de asesinatos/vagabundeo, y ofrece un amplio catálogo de batallas con enemigos cada vez más fuertes a los que el protagonista tiene que derrotar sin infringir su promesa de no volver a matar. En este sentido, la serie, como casi todas las series extra largas de los años 90, recurre a la repetición de su fórmula base: aparece un enemigo cuyas habilidades igualan o casi superan a las del protegonista, este descubre in extremis una forma de vencerlo y lo hace. Y vuelta a empezar con otro enemigo diferente... En este sentido me recuerda, aunque cada una en su estilo, a series como Utena, Dragon Ball o Marmalade Boy. En la repetición del esquema está la clave.

Esta formula es la predominante en los primeros, pongamos, 35 capítulos. En realidad, creo que sería posible ver menos de 10 de estos capítulos (presentaciones de personajes y apariciones de los Oniwabanshu y Saito) y comprender todo lo que sucede del capítulo 40 en adelante que es, realmente, cuando empieza lo bueno.

A partir de ese momento, para mi gusto la serie gana exponencialmente: la historia gira alrededor de un enemigo concreto, Shishio, y se vuelve más intensa e interesante. Los personajes tienen más profundidad (incluso los malos) y los combates mejoran muchísimo.

Por desgracia esto no dura mucho... A partir del capítulo 72, precisamente cuando termina el arco de Shishio, la serie se vuelve bastante sosa, con historias cortas (una de doce capítulos y el resto de cinco, aproximadamente), no especialmente atrayentes y con personajes que no aportan demasiado ni tienen demasiada profundidad. Apenas recuerdo los nombres de todos ellos o sus tramas concretas, porque reconozco que no me enganchó mucho llegado este punto.

En cuanto a la animación, me parece muy interesante para la época y está muy bien trabajada, además de que el dibujo es atractivo (aunque hay altibajos, y algunos capítulos sueltos tienen un dibujo pésimo...). Otro de los puntos que me gustó especialmente es que, a pesar de que se trata obviamente de una serie de corte fantástico, intercala elementos históricos sobre la era Meiji y la apertura de Japón al mundo contemporáneo y resulta muy refrescante. Como ejemplos, recuerdo ahora un capítulo en que viajaban en tren a Osaka y otro en que hablaban sobre los barcos negros de Perry que llegaron a Edo (Tokio) durante el Bakumatsu o sobre la represión a los cristianos que tuvo lugar durante el shogunado.

En definitiva, pese a que según mi criterio la duración de esta serie es contraproducente e innecesaria, reconozco tiene unos 40 capítulos (en suma) que resultan adictivos e interesantes. No me arrepiento de haberle echado un ojo a este clásico.

Calificación: 3/5

Ahora que me he visto la serie es un buen momento para revisar las OVAs (tened en cuenta que en este post valoro la serie como tal, no los añadidos, los extras, o cómo enriquecen estos la histora de base) y las películas 'live action' que han realizado a partir de 2012 siguiendo la historia de este manga. ¿Qué os parecen este tipo de adaptaciones? ¿Os da miedo que actores de carne y hueso encarnen a esos personajes que tanto cariño nos inspiran u os parece una buena idea?

Próximo anime: Spice and Wolf

3 comentarios:

Juanjest Juan dijo...

La serie no me la vi, salvo algún capítulo suelto hace ya muchos años cuando la echaban en la tele. Lo que sí que leí fue el manga, la versión Kanzeban que son 22 tomos. A mí personalmente me gustó mucho, también es verdad que va mucho más al grano y no hay tanto relleno, salvo en algún que otro momento que si que puede haberlo. Lo bueno del anime es que ves a los personajes en movimiento por lo que los combates son mucho más espectaculares, por el contrario, te comes muuuuucho relleno.
En este caso, a partir de la saga de Shishio, el anime y el manga difieren así que está bien tanto leerse el manga como verse el anime para conocer las aventuras de Kenshin y compañía en profundidad.

LaWi dijo...

Yo de Kenshin me leí el manga, del anime he visto poco, pero... Oh ♥ Me encanta. Y me encanta él xDD

Nukh-chan dijo...

Por recomendación popular... Tendré que leerme el manga jajajaja Pero esperaré un poco, que ahora necesito cambiar de aires :)